ProVisu. Documentos de internet confiables para problemas visuales, enfermedades oculares y prevención de la ceguera. Inicio
<< Atrás
   Haga click aquí, para deshabilitar la versión de audio.
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker
Enfermedades: [Alt+ A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z ]

Tumores de la Órbita

Causas
  • Escuchar / Parar:
    En la órbita se pueden observar varios tipos histológicos de tumores. En los niños es frecuente un tumor maligno originado en los músculos y llamado rabdomiosarcoma.
    Los pacientes adultos pueden presentar tumores que invaden la órbita desde la vecindad (en general carcinomas de los senos paranasales) o tumores primarios.

    Los tumores primarios más frecuentes son: neurofibromas (nacido de los nervios), meningiomas (nacen de las cubiertas del nervio óptico o el cerebro) y los hemangiomas (nacen de los vasos orbitarios).Siempre hay que reconocer dos entidades que pueden simular un tumor.

      1. El psudotumor inflamatorio
      2. La exoftalmia endocrina


    Fuente: Provisu look Index of /documentos (hospitalsantalucia.com.ar)

       Otras informaciones: Abrir - Cerrar

Prevención

Síntomas

  • Escuchar / Parar:
    El signo clínico más característico de un tumor de la órbita es la protopsis, este sígno indica la ocupación de la cavidad orbitaria, el tamaño, y la localización del mismo.

    Otro elemento clínico es la motilidad, que se manifiesta por un trastorno en el movimiento y por diplopía. Los tumores orbitarios malignos alteran la motilidad más rápidamente.

    Los tumores que comprometen los nervios ópticos o sus vainas (gliomas, meningioma) alteran la agudeza visual más rápidamente. Pueden aparecer alteraciones en la refracción como la hipermetropía, debido a una compresión del tumor retroocular sobre la mácula, disminuyendo de esta manera el diámetro anteroposterior del ojo.

    Dolor, es un síntoma característico en las inflamaciones y/o en las infecciones orbitarias y de algunos otros tumores, como el adenocarcinoma de la glandula lagrimal y las metástasis.

    Cambios palpebrales, el edema y el eritema son típicos de procesos infecciosos y/o inflamatorios de algunos otros tumores, como el rabdomiosarcoma. Otro de los cambios a nivel palpebral es la retracción palpebrales, que son un signo típico de la oftalmopatía tiroidea, pueden ser observadas en algunos tumores. Ptosis ya sea por un mecanismo mecánico por la ubicación paraocular superior del tumor o nerogénico (del tercer par). La conjuntiva y la esclera, nos pueden indicar alguna alteración, por alguna patología vascular, o tumoral como el color salmón en el linfoma.
    Fuente: Provisu look Tumores de la Órbita - Wikipedia, la enciclopedia libre (es.wikipedia.org)

       Otras informaciones: Abrir - Cerrar

Diagnóstico

Tratamiento

  • Escuchar / Parar:
    De ser posible, se deben de remover los tumores orbitarios en su totalidad. Si esto no es posible o el procedimiento pudiera causar demasiado daño a otras estructuras importantes alrededor del ojo, se debe de remover una porción del tumor y enviarla a un patólogo ocular para ser evaluada. Si los tumores no pueden ser removidos durante la cirugía, la mayoría de los tumores orbitarios pueden ser tratados con radioterapia. Algunos tumores raros de la orbita llegan a requerir la remoción total del ojo y el contenido orbitario. En algunos casos se utilizan semillas de radioterapia en la orbita para tratar cualquier tejido residual de tumor.
    Fuente: Provisu look INSTITUTO OFTALMOLÓGICO BASCOM PALMER: TUMORES OCULARES (eyecancermd.org)
       Otras informaciones: Abrir - Cerrar

Imágenes

Fuente: Provisu look Mon Espace HÃmophilie - Glossaire (simetris.com)


Información para especialistas

  • Escuchar / Parar:

    Unitat dOftalmologia

    Lección 20
    Enfermedades de la órbita

    Tumores de la órbita

    Antònia Roig Ferrà.

    Los tumores orbitarios son poco frecuentes, y su manifestación clínica principal es la aparición de un exoftalmos unilateral de evolución lenta y progresiva (excepto determinados tumores infantiles que pueden ser bilaterales). Sin embargo, los procesos inflamatorios y vasculares suelen manifestarse de forma más llamativa que la patología tumoral orbitaria. Podemos distinguir tres etapas sintomáticas de estos tumores:

    - prodrómica: la sintomatología es escasa, pues el crecimiento del tumor es lento y su tamaño en esta etapa no es suficiente para la aparición de síntomas evidentes. Asimismo, puede presentarse dolor y diplopia ocasional, así como incrementarse la resistencia orbitaria, pero el exoftalmos no podrá apreciarse hasta que el tumor alcance aprox. 1 cm de diámetro.

    - Manifiesta: en esta etapa la sintomatología es ya más llamativa y depende de la situación del tumor. En general se produce:

    . exoftalmos de instauración lenta y progresiva

    . edema palpebral

    . alteraciones en la motilidad, que subjetivamente se manifiestan con la aparición tardía de diplopia. En los tumores infiltrantes es más precoz (peor pronóstico). Puede acompañarse de dolor

    . alteraciones visuales que se producen por la aparición de pliegues en la retina, afectación de la circulación y por compresión del globo ocular que ocasiona hipermetropía.

    Si el tumor está situado en el cono muscular el exoftalmos es axil, y las alteraciones tanto de la visión como del fondo de ojo se producen más pronto. Los movimientos oculares están menos afectados. Si el tumor se situa fuera del cono muscular el exoftalmos es excéntrico, la visión está conservada hasta fases más avanzadas, a diferencia de la motilidad ocular que se altera mucho antes.

    - Extensión: es la última etapa de propagación del tumor.

    En la órbita se pueden desarrollar un grupo muy variado de tumores cuyo diagnóstico se confirmará mediante la biopsia. El tratamiento quirúrgico dependerá de la naturaleza del tumor, y podrá realizarse desde una resección simple (neurofibromas y pseudotumores inflamatorios), una enucleación, donde se extrae todo el globo ocular junto a la porción orbitaria del nervio óptico, hasta una exenteración, que es la extracción del globo, de todo el contenido de la órbita y del periostio adherido a él (en tumores malignos con tendencia a metastatizar).

    Toda la información disponible en: http://www.ub.es/oftalmo/clases/lec20/tumorb.htm
    Fuente: Provisu look UB - Unitat dOftalmologia (ub.es)

       Otras informaciones: Abrir - Cerrar

Artículos científicos: All recent articles for "Neoplasmas Orbitales"

Buscar páginas web:
[ Diese Seite auf Deutsch ]

Texto a Voz online ReadSpeaker
Última modificación: Jul 2010
Creación: Jul 2010