Celulitis Periorbitaria y Orbitaria

 

Celulitis Periorbitaria y Orbitaria

Definición

CELULITIS QUE COMPROMETEN LA ÓRBITA.

Se deben diferenciar en periorbitaria o preseptal, y la orbitaria verdadera o post-septal, ya que tienen manifestaciones clínicas, tratamientos y complicaciones diferentes.

CELULITIS PERIORBITARIA (PRESEPTAL)

Es la inflamación, edema y eritema de partes blandas perioculares incluyendo los párpados homolaterales. Es preseptal, pero puede evolucionar involucrando la órbita, aparato lacrimal y senos paranasales. Puede cursar con o sin manifestaciones sistémicas, en los lactantes puede haber bacteriemia y mal estado general.

CELULITIS ORBITARIA (POSTSEPTAL)

Se caracteriza por un cuadro sistémico, con compromiso del estado general con fiebre y decaimiento, suele haber bacteriemia. A nivel orbitario se observan quemosis (ojo rojo), disminución de los movimientos oculares, proptosis y pérdida de la visión, como consecuencia del edema del espacio retroorbitario (postseptal). Suelen asociarse sinusitis o absesos parasinusales, que se visualizan con la TAC de órbita.

Fuente doctorsoftware.com.ar

Síntoma

Generalmente se presenta enrojecimiento e hinchazón del párpado y el área circundante. A diferencia de la celulitis orbitaria (una infección más extensa que involucra tejidos más profundos), la celulitis periorbitaria no causa protuberancia del globo ocular (proptosis) ni limita sus movimientos.

Fuente : clinicadam.com

Causa

Celulitis preseptal

  • Secundarios a trauma o abrasión cutánea menor en el 33% de los pacientes.
  • Diseminación de estructuras contiguas frecuentemente asociada a infecciones respiratorias superiores.
  • Bacteremia.

Fuente retinaymicrocirugiaocular.com

Celulitis Orbitaria

  • Comúnmente ocurre asociado con sinusitis etmoidal.
  • Complicación de heridas penetrantes de la órbita.

Fuente informacionopticas.com

La celulitis periorbitaria es más común en niños menores de 6 años. 

Puede ser el resultado de un traumatismo menor en el área alrededor del ojo o se puede extender desde otro sitio de infección como la sinusitis.

Fuente clinicadam.com

Complicaciones

Aunque la celulitis periorbitaria rara vez tiene complicaciones, cualquier infección cerca del ojo y próxima al cerebro es potencialmente seria. Es importante que la persona consulte inmediatamente con el médico en caso de que ella o su hijo pueda tener este tipo de celulitis.

Fuente : nlm.nih.gov

Diagnóstico

CELULITIS PERIORBITARIA (PRESEPTAL)

Clínico. 

Laboratorio: hemograma, eritrosedimentación. Hemocultivos. Rx de senos paranasales. Tomografía computada de órbita. Punción lumbar: pacientes menores de 1 año, con compromiso sistémico. La punción de la lesión está contraindicada.

CELULITIS ORBITARIA (POSTSEPTAL)

Clínica. 

Laboratorio: Hemograma, hemocultivos positivos: 40-50% de los casos. PL: realizar en menores de 2 años, en presencia de bacteriemia.

Imágenes: Rx senos paranasales patológica. TAC: se debe realizar siempre para descartar colecciones intracraneales o compromiso del seno cavernoso. Interconsulta con oftalmología.

Fuente doctorsoftware.com.ar

Imágenes

  Celulitis periorbitaria izquierda en hombre de 20 años. Se observa tumefacción y enrojecimiento de los párpados, de predominio en el superior.

Celulitis Periorbitaria (Preseptal)

FuenteBy Afrodriguezg (Own work), via Wikimedia Commons

 

Celulitis periorbitaria secundaria a infección dental (con presencia de sinusitis maxilar)

RtmaxobitinfectteethCT

FuenteBy James Heilman, MD (Own work), via Wikimedia Commons

Referencias /Artículos cíentificos

La Orden Izquierdo E., Ruiz Jiménez M., Blázquez Fernández J.A., Prados Álvarez M., Martín Pelegrina MD., Ramos Amador J.T.. 

Revisión de celulitis periorbitaria y orbitaria: Experiencia de quince años. 

Rev Pediatr Aten Primaria [revista en la Internet]. 2009 Dic [citado 2010 Ago 06] ; 11(44): 597-606. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322009000500005&lng=es.

RESUMEN

Introducción: las infecciones oculares son frecuentes en la edad pediátrica. La distinción entre periorbitaria y orbitaria es fundamental por el diferente pronóstico. Su diagnóstico y tratamiento precoces son importantes porque pueden producir complicaciones graves.

Objetivos: revisar la epidemiología, las manifestaciones clínicas y el diagnóstico, la microbiología, las complicaciones y el tratamiento de la celulitis periorbitaria y orbitaria en niños menores de 15 años ingresados por esta patología.

Material y métodos: estudio retrospectivo de pacientes menores de 15 años ingresados por celulitis periorbitaria y orbitaria desde abril de 1992 hasta diciembre de 2006 en el Hospital Universitario de Getafe (Madrid). Los criterios clínicos que se siguieron para el diagnóstico de la celulitis periorbitaria fueron la presencia de signos inflamatorios en tejidos blandos periorbitarios y/u oculares, incluyendo al menos hinchazón palpebral e inyección conjuntival. Signos como la disminución de la agudeza visual, alteración de la motilidad ocular, quemosis, proptosis, alteraciones del fondo de ojo y afectación sistémica orientaban a celulitis orbitaria. En casos dudosos, el diagnóstico de localización se estableció mediante la tomografía computarizada.

Resultados: se incluyó a 66 pacientes, 36 de los cuales (55%) eran varones. La mediana de edad fue de 38 meses (rango: 3 meses a 14 años). Las patologías asociadas fueron: conjuntivitis (26%), infección de la vía respiratoria superior (42%), patología dental (6%), puerta de entrada cutánea (12%) y otros (14%). En 19 de los 27 pacientes en los que se realizaron técnicas de imagen se objetivó sinusitis asociada. Los patógenos considerados más frecuentes fueron Staphylococcus aureus y Streptococcus pneumoniae, y en menor cuantía Haemophilus influenzae. Todos los pacientes recibieron tratamiento antibiótico intravenoso: un 36% en monoterapia (cefuroxima, amoxicilina-clavulánico) y un 64% en politerapia, asociando corticoides sistémicos en un 24% y tratamiento quirúrgico local en un 7,5%. Todos los pacientes mejoraron y no tuvieron secuelas posteriores.

Conclusiones: la celulitis periorbitaria y orbitaria es un proceso habitual en pediatría y potencialmente grave. Suele ocurrir en menores de 4 años, y en niños mayores es frecuente su asociación con sinusitis. La rentabilidad de los hemocultivos es baja frente a la de los exudados oculares. Suelen tener una evolución favorable con resolución del cuadro en las primeras 48 horas, salvo complicación, si el diagnóstico y el tratamiento son precoces.

Fuente scielo.isciii.es

 

Buscar páginas Pro Visu