Hipermetropía

 

Hipermetropía

Definición

Problema visual, que causa dificultad para leer, observar el monitor de la computadora o enfocar objetos cercanos.

La hipermetropía es una condición que se caracteriza porque los objetos próximos se ven borrosos o "fuera de foco", y porque obliga a que la persona afectada realice notables esfuerzos para distinguir su entorno inmediato con claridad.

Fuente :  saludymedicinas.com.mx

Órgano

Síntoma

El síntoma principal es la visión borrosa de objetos cercanos. Otros pueden ser:

  • dolor de cabeza a causa del esfuerzo ocular
  • fatiga ocular,
  • dolor ocular,
  • visión borrosa lejana si la acomodación no es capaz de compensar el defecto, bien porque la hipermetropia sea elevada, bien porque con la edad se pierde capacidad de acomodación,
  • en niños, estrabismo y ambliopía.

El caso de los niños ha de considerarse especialmente ya que no son conscientes de su visión defectuosa, de modo que hay que estar atento a ciertos síntomas como la desviación de los ojos. Debe acudirse al óptico optometrista periódicamente. 

Aunque algunos síntomas son similares, no hay que confundirlos con los de la presbicia (vista cansada) que consiste en la pérdida del poder de acomodación del ojo por efecto de la edad.

Fuente :  opticas.info

Causa

La hipermetropía es el resultado de la imagen visual que se enfoca por detrás de la retina, en lugar de ser directamente sobre ésta. Puede ser causada por el hecho de que el globo ocular es demasiado pequeño o que el poder de enfoque es demasiado débil. La hipermetropía con frecuencia está presente desde el nacimiento, pero los niños tienen un cristalino del ojo muy flexible que los ayuda a compensar el problema. La mayoría de los niños supera esta afección con el tiempo. A medida que se presenta el envejecimiento, es posible que se requiera el uso de gafas o lentes de contacto para corregir la visión. Si usted tiene familiares con hipermetropía, también tiene mayor probabilidad de padecer este problema.

Fuente :  nlm.nih.gov

Diagnóstico

Un examen general del ojo o examen oftalmológico incluye:

  • test de agudeza visual
  • test de la refracción
  • test de visibilidad del color
  • test integrales de músculos
  • examen con luz
  • examen de la retina

Fuente :  tuotromedico.com

Tratamiento

Compensación general de la hipermetropía

El tratamiento habitual se basa en intentar una compensación óptica la hipermetropía, mediante gafas o lentes de contacto, aunque actualmente también existe la posibilidad de corregir la hipermetropía mediante cirugía refractiva.

Para conseguir una compensación óptica de la hipermetropía, el individuo tendrá que utilizar unas lentes convergentes que situarán la imagen visual en la retina sin que él tenga que realizar ningún esfuerzo de acomodación para enfocar los objetos.

No siempre es necesario compensar la hipermetropía. A veces, lo que se hace es compensar solamente una parte de ella.

Cuando la visión de la persona es adecuada para sus necesidades y no tiene ninguna queja, no suele ser necesaria su compensación, a no ser que la hipermetropía vaya asociada a otros problemas. Por ejemplo, es habitual que un administrativo con una pequeña hipermetropía presente molestias y necesite llevar gafas, mientras que esa cantidad de hipermetropía no producirá quejas en el caso de una persona que trabaje en el campo.

En la hipermetropía, por lo tanto, el factor que determina si la persona debe utilizar gafas suele ser la presencia de quejas, más que la cantidad de hipermetropía.

En los niños

Sobre todo en niños menores de 6 años, los cuales aún no han completado su desarrollo ocular, existe el riesgo de que una hipermetropía sin compensar produzca estrabismo o ambliopía (ojo vago), de ahí la necesidad de realizar controles visuales a los niños de estas edades.

El estrabismo convergente (desviación del ojo hacia adentro) puede tener su origen en una hipermetropía elevada sin corregir. En ese caso, es necesario compensar totalmente esa hipermetropía para disminuir la desviación todo lo que sea posible.

Adolescentes

En el caso de hipermetropías bajas o moderadas no es necesario que utilicen gafas, siempre y cuando no presenten quejas.

Adultos

Entre los 20 y los 40 años es bastante probable que los hipermétropes que hasta entonces no habían necesitado llevar gafas, empiecen a presentar quejas, sobre todo dolor de cabeza y fatiga ocular. También es posible que comiencen a ver borroso de lejos, especialmente si la hipermetropía va unida a un astigmatismo no corregido.

La razón de que empiecen estas molestias es que esa persona ya no es capaz de compensar la hipermetropía usando su acomodación, ya que con la edad va disminuyendo esta capacidad.

Estas personas, por lo tanto, necesitarán llevar gafas, pudiendo utilizarlas para todo uso, aunque normalmente empezarán poniéndoselas para las tareas de cerca.

Aproximadamente a partir de los 40 años, comienza la presbicia o vista cansada. Es normal que con la edad el cristalino pierda elasticidad, lo que hace que vaya disminuyendo el poder de acomodación del ojo. En la presbicia, la capacidad de enfoque resulta insuficiente para realizar actividades en distancias próximas y la persona necesitará utilizar unas lentes compensadoras adecuadas para poder leer, escribir, coser etc.

Fuente :  saludalia.com

Imágenes

  Hipermetropía y corrección con lente convergente.

Hypermetropia

FuenteBy CryptWizard (Own work), via Wikimedia Commons

 

 

Buscar páginas Pro Visu