Obstrucción del Conducto Lagrimal

 

Obstrucción del Conducto Lagrimal

Definición

Es un bloqueo parcial o completo en el conducto que transporta las lágrimas desde la superficie del ojo hasta la nariz.

Fuente : www.nlm.nih.gov

Síntoma

El síntoma principal es el incremento del lagrimeo (epífora) que provoca que se derrame sobre la cara o las mejillas. En los bebés, este lagrimeo se vuelve notorio durante las primeras dos a tres semanas después del nacimiento.

Algunas veces, puede parecer que las lágrimas son más espesas y se pueden secar y formar costra.

Si hay pus en los ojos o los párpados se pegan, su bebé puede tener una infección ocular llamada conjuntivitis.

Fuentewww.nlm.nih.gov

Frecuencia

La obstrucción del conducto nasolacrimal es un problema bastante frecuente en los lactantes; hasta un tercio de los bebés nacen con este trastorno. Afortunadamente, más del 90% de todos los casos se resuelven alrededor del primer cumpleaños sin tratamiento alguno o con un tratamiento muy sencillo. Cuanto antes se diagnostique esta afección, menos probabilidades habrá de que se desarrollen infecciones y de que sea necesario intervenir quirúrgicamente.

Fuenteoftalmoped.com

Causa

En algunos bebés el conducto nasolagrimal no se encuentra totalmente desarrollado al nacer, (esto se conoce como dacriostenosis) pero la obstrucción generalmente desaparece hacia los 6 meses, sin necesidad de tratamiento. En los adultos la obstrucción puede deberse a una infección, una lesión o un tumor.

Fuentewww.ecured.cu

Complicaciones

La obstrucción del conducto lagrimal puede conducir a una infección (dacriocistitis) en parte del conducto nasolagrimal llamado saco lagrimal. Generalmente hay una protuberancia en el lado de la nariz al lado de la esquina del ojo. El tratamiento para esto a menudo requiere antibióticos orales. A veces, es necesario vaciar el saco quirúrgicamente.

La obstrucción del conducto lagrimal también puede aumentar la probabilidad de otras infecciones, como la conjuntivitis.

Fuente : www.nlm.nih.gov 

Prevención

Muchos casos no se pueden prevenir. El tratamiento adecuado de las infecciones nasales y de la conjuntivitis puede reducir el riesgo de sufrir una obstrucción del conducto lagrimal. Asimismo, el uso de gafas protectoras puede ayudar a prevenir una obstrucción causada por una lesión.

Fuente : www.nlm.nih.gov 

Diagnóstico

La obstrucción del conducto lacrimal normalmente se diagnostica basándose en los antecedentes médicos completos y en un examen físico de su hijo. En general no se requieren exámenes adicionales para confirmar el diagnóstico.

Fuente : www.valleybaptist.net 

Tratamiento

En el caso de los bebés el tratamiento consiste generalmente en limpiar con una gasa húmeda los ojos del bebé y, con las manos limpias, aplicar debajo del ojo (en el área del saco lagrimal) un masaje muy suave con la yema del dedo desde borde exterior del ojo, hacia el puente de la nariz, donde se encuentra el ducto lagrimal, de 2 a 3 veces al día, durante varias semanas.

Si hay una infección presente, el médico indicará el uso de antibiótico en forma de gotas o ungüento. Una vez que desaparece la infección, se podrá continuar el masaje del ducto lagrimal.

Cuando el lagrimeo se prolonga por más de 8 meses o se presentan infecciones de manera continua, puede ser necesario abrir el conducto quirúrgicamente. El procedimiento debe ser realizado por un oftalmólogo pediátrico y consiste en insertar una pequeña sonda a través del orificio del conducto situado en al ángulo interno del ojo. Se realiza bajo anestesia general y los resultados son muy buenos en la mayoría de los casos.

Fuentehospitalesangeles.com

Imágenes

Obstrucción del conducto lagrimal 

Obstrucción del conducto lagrimal

Fuente : www.nlm.nih.gov 

Información para profesionales de la salud

Compresión del saco lagrimal como tratamiento inicial en la dacrioestenosis congénita

Leyva Solares Arnulfo, Murillo Murillo Leopoldo, Arroyo Yllanes María Estela.

Rev Mex Oftalmol 2002; 76(4)  : 142-145.

Resumen 

Objetivo: Determinar el porcentaje de resolución de la dacrioestenosis congénita con la técnica de compresión del saco lagrimal.

Material y método: Se estudiaron dos grupos de pacientes con diagnóstico de dacrioestenosis congénita, menores de 12 meses de edad y sin antecedente de tratamiento previo. Se calculó una muestra de 24 pacientes para cada grupo. En el grupo de estudio se hizo compresión del saco lagrimal como tratamiento inicial y se revisó una semana después del procedimiento definiéndolo como exitoso cuando existía ausencia de epífora, secreción mucopurulenta y reflujo del saco lagrimal. El grupo control, también de pacientes con diagnóstico de dacrioestenosis congénita y con las mismas características, no recibió tratamiento alguno.

Resultados: En el grupo control un paciente mostró resolución espontánea (4.16%) a los 7 días. En el grupo de estudio, a los 7 días después de realizada la compresión del saco lagrimal se encontró ausencia de sintomatología en 13 pacientes (54.16%). El análisis estadístico mostró una diferencia estadísticamente significativa (p = 0.0002).

Conclusiones: La compresión del saco lagrimal tiene un alto porcentaje de resolución del proceso obstructivo, acortando el tiempo de resolución espontánea y evitando la necesidad de procedimientos más agresivos.

Fuentewww.imbiomed.com.mx

 

 

 

Buscar páginas Pro Visu