Pérdida Visual

 

Pérdida Visual

Definición

Existen muchos tipos de problemas y perturbaciones visuales entre las cuales se pueden mencionar: visión borrosa, halos, puntos ciegos, moscas volantes y otros síntomas. La visión borrosa es la pérdida de la agudeza visual y la incapacidad para visualizar pequeños detalles. Los puntos ciegos (escotomas) son "agujeros" oscuros en el campo visual en los cuales no se puede ver nada. Para más información acerca de la forma más severa de pérdida de la visión, ver el artículo sobre ceguera.

Es un profesional médico quien siempre debe evaluar los cambios en la visión, los puntos ciegos, los halos alrededor de las luces, la falta de nitidez o el oscurecimiento en la visión. Estos cambios pueden representar una enfermedad ocular, envejecimiento, lesión ocular o una afección, como la diabetes, que afecta muchos órganos en el cuerpo.

Cualquiera sea su causa, los cambios en la visión nunca deben ignorarse, ya que pueden empeorar e impactar de manera considerable la calidad de vida de la persona. La ayuda profesional siempre es necesaria.

Fuente :  nlm.nih.gov

Síntoma

La disminución brusca de agudeza visual es siempre un signo de alarma hacia la posibilidad de encontrarnos frente a una patología urgente.

Fuente :  fisterra.com

Causa

Los cambios y problemas visuales pueden ser causados por muchas afecciones diferentes:

  • Presbiopía: que significa dificultad para enfocar objetos que están cerca. A menudo, se vuelve notoria de los 40 a los 45 años.
  • Cataratas: una opacidad sobre el cristalino del ojo que conduce a tener una visión pobre en la noche, halos alrededor de las luces y sensibilidad al resplandor. La visión en el día también se ve finalmente afectada. Las cataratas son comunes en los ancianos.
  • Glaucoma: aumento de la presión en el ojo, ocasionando visión pobre en la noche, puntos ciegos y pérdida de la visión en cualquiera de los lados. Esta afección es una causa importante de ceguera y puede presentarse gradual o súbitamente; en este último caso, es una emergencia.
  • Retinopatía diabética: esta complicación de diabetes puede llevar a sangrado dentro de la retina y es otra causa común de ceguera.
  • Degeneración macular: pérdida de la visión central, visión borrosa (especialmente al leer), visión distorsionada (como ver líneas en forma de ondas) y los colores aparecen desvanecidos. Ésta es la mayor causa de ceguera en personas de más de 60 años.
  • Infección, inflamación o lesión ocular.
  • Moscas volantes: pequeñas partículas que flotan a través del ojo. Aunque a menudo son breves e inofensivas, pueden ser un signo de desprendimiento de la retina.
  • Desprendimiento de la retina cuyos síntomas incluyen: moscas volantes, destellos de luz a través del campo visual o una sensación de una sombra o cortina que cuelga en un lado del campo visual.
  • Neuritis óptica: inflamación del nervio óptico debido a una infección o esclerosis múltiple. Se puede sentir dolor al mover el ojo o tocarlo a través del párpado.
  • Accidente cerebrovascular o AIT
  • Tumor cerebral
  • Sangrado dentro del ojo
  • Arteritis temporal: inflamación de una arteria en el cerebro que suministra sangre al nervio óptico.
  • Cefalea: puntos de luz, halos o patrones en zig-zag son síntomas comunes antes de comenzar el dolor de cabeza. Una migraña oftálmica se presenta cuando hay únicamente cambios visuales sin dolor de cabeza.

Otras causas potenciales de cambios en la visión incluyen: fatiga, exposición exagerada al aire libre (visión borrosa reversible o temporal) y muchos medicamentos.

Los medicamentos que pueden afectar la visión abarcan: anticolinérgicos, antihistamínicos, derivados digitálicos (temporal), algunas pastillas para la hipertensión arterial (guanetidina, reserpina y diuréticos tiazídicos), indometacina, fenotiacinas (como Compazine para náuseas, Thorazine y Stelazine para la esquizofrenia), medicamentos para la malaria, etambutol (para la tuberculosis) y muchos otros.

Fuente :  nlm.nih.gov

Prevención

La mayoría de las personas experimentan cambios en la visión a medida que van entrando en años. Los tipos de cambios más comunes asociados con el envejecimiento son corregidos fácilmente con anteojos, ya sean para trabajar de cerca como leer, o para ver a la distancia. También hay bifocales, para aquellos que necesitan ayuda para ambas visiones: la de cerca y la de lejos.

También hay varias condiciones severas que causan daño físico a uno o a los dos ojos, que no pueden corregirse con anteojos. Es muy importante que estas condiciones sean diagnosticadas lo antes posible porque existen técnicas para detener o retrasar su progreso y, en el caso de las cataratas, devolver la visión normal por medio de la cirugía.

Por eso es esencial que toda persona mayor de cincuenta se haga un examen anual completo de la visión, incluyendo la dilatación, por un especialista en la atención de los ojos; un oftalmólogo o un optometrista. El examen típico de un oftalmólogo involucra dilatar ambos ojos para mirar el interior de cada uno de ellos. También incluye medir el campo de agudeza que mide la claridad de la visión a una distancia, que determina el alcance de la visión periférica.

Fuente :  afb.org

Los chequeos regulares de los ojos por parte de un oftalmólogo o un optómetra son importantes y deben hacerse una vez al año para personas mayores de 65 años. El médico recomendará exámenes más frecuentes y más tempranos si usted tiene diabetes o ya está mostrando los primeros signos de problemas oculares por la diabetes, la hipertensión arterial u otras causas.

En algunas visitas al médico, se realizarán mediciones de la presión ocular para evaluar la posibilidad de glaucoma. Periódicamente se llevará a cabo una dilatación de los ojos con el fin de examinar la retina para buscar cualquier signo de problemas a causa del envejecimiento, la hipertensión arterial o la diabetes.

A continuación, se mencionan algunas otras medidas importantes que se deben tomar para prevenir problemas en el ojo y en la visión:

  • Usar gafas de sol para proteger los ojos
  • No fumar
  • Limitar la cantidad de alcohol que se consume
  • Mantener la presión arterial y el colesterol bajo control
  • Mantener los niveles de azúcar muy bien controlados si se es diabético
  • Consumir alimentos ricos en antioxidantes, como los vegetales de hoja verde

Fuente :  nlm.nih.gov

Cómo vivir con la pérdida de la visión

En los Estados Unidos viven más de 10 millones de personas que son visualmente incapacitadas. Si usted es una de ellas, sabe cuán importante es hallar formas para realizar las tareas propias de la rutina diaria.

Éstas son las destrezas que le permiten:

  • Vivir independientemente de forma productiva
  • Leer y escribir
  • Criar una familia
  • Tener una vida social
  • Viajar
  • Mantener una carrera o iniciar una nueva
  • Disfrutar de deportes y juegos recreativos
  • En pocas palabras, llevar una vida normal

Éstas son metas que se pueden alcanzar. Con la ayuda de maestros de rehabilitación especialmente capacitados, especialistas en visión baja y terapeutas en rehabilitación de la visión, usted puede aprender las destrezas esenciales para vivir con la pérdida de la visión. Ellas incluyen:

  • Vida independiente Use la amplia gama de dispositivos y técnicas especializados adaptables para organizar su hogar y cuidar de sí mismo.
  • Comunicación Continúe leyendo y escribiendo con sólo cambiar el material de lectura corriente a libros y periódicos con letras más grandes, usando las guías para escribir los programas de ampliación para la pantalla de la computadora. Mantenga las destrezas diarias con teléfonos y aparatos especiales para dar la hora, un método seguro para identificar monedas y billetes cuando va de compras, identificar y guardar alimentos, etc. Desarrollar destrezas con la computadora para mantenerse en contacto con familiares y amigos por medio del correo electrónico (e-mail), manejar tareas bancarias y de inversión, y mucho más!; aprender el sistema braille, y hacer uso efectivo de una gama de aparatos en constante evolución técnica.
  • Movilidad Use las técnicas específicas de orientación y movilidad, y las herramientas para moverse con seguridad por ejemplo un bastón largo blanco o un perro guía dentro del hogar, su vecindario y en viajes por sitios distantes.
  • Aparatos para la visión baja Saque ventaja de los muchos aparatos ópticos adaptables para la visión baja y para el mejor uso de su visión restante.

A medida que explore esta área en el sitio web de la AFB, usted hallará un caudal de información de cómo vivir con la pérdida de la visión, sintiéndose confiado y seguro.

Fuente :  afb.org

Tratamiento

Los tratamientos dependen de la causa. La cirugía se recomienda para algunas afecciones (como cataratas) y los diabéticos deben controlar sus niveles de glucemia.

Fuente :  nlm.nih.gov

Información para profesionales de la salud

Cuáles son las causas de pérdida de visión súbita y unilateral?

La pérdida aguda de visión binocular es mucho más rara y corresponde a patologías no oftalmológicas como la ceguera cortical.

Glaucoma primario de ángulo cerrado agudo

Se produce por la interrupción brusca y completa de drenaje del humor acuoso a la cámara anterior por el cierre completo del ángulo, con lo cual provoca el acúmulo de humor y la consiguiente hipertensión ocular (50 ó 60 mmHg) Puede ser desencadenado por exposición a la luz, medicamentos o estímulo simpático. Se produce intenso dolor acompañado de síntomas vegetativos, visión borrosa con halos de colores alrededor de la luz, blefaroespasmo, lagrimeo, signos congestivos, hiperemia conjuntival de predominio limbar, edema u opacidad corneal, midriasis arrefléxica y cámara anterior poco profunda. A veces sólo con la anamnesis y la inspección podremos descartarlo.

Ante la sospecha de glaucoma agudo primario de ángulo cerrado debemos remitir al paciente de forma urgente al oftalmólogo ya que el tiempo de evolución condiciona la respuesta terapéutica.

Uveítis posterior aguda (Panoftalmitis o endoftalmitis)

Es la infección de las membranas y del contenido ocular, hasta la órbita. Es muy rara y ocurre generalmente por cirugía ocular previa, traumatismos o émbolos sépticos en ADVP en el seno de toxoplasmosis o TBC.

Produce visión borrosa por derrame de células y proteínas en vítreo. Ante su sospecha debemos remitir de inmediato al especialista.

Oclusión de la arteria central de la retina o de sus ramas temporales

Se produce por trombosis o embolia y es más frecuente en personas con antecedentes de HTA, DM, dislipemia, arteriosclerosis, toma de anticonceptivos o síndrome antifosfolípido. Puede ir precedida de pérdidas de visión transitorias o amaurosis fúgax que se hacen permanentes.

Se manifiesta por pérdida de visión brusca e indolora con arreflexia pupilar, pupila midriática y retina edematosa en el fondo de ojo, blanquecina con arterias muy adelgazadas y la clásica mácula color rojo cereza.

Ante un cuadro de amaurosis fúgax hay que descartar patología carotídea ipsilateral o cardiaca como fuente de posibles émbolos; en paciente jóvenes hay que descartar un prolapso de válvula mitral mediante ecocardiografía.

El tratamiento de estos cuadros, aún iniciado dentro de las 6 primeras horas, es poco efectivo. Remitir al paciente a urgencias hospitalarias.

Oclusión de la vena central de la retina o de sus ramas

Las oclusiones venosas suelen asociarse a edad avanzada( 60-70 años), HTA, DM , arteriosclerosis, discrasias sanguíneas, hipermetropía, HIO y anomalías congénitas de la vena central de retina.

Existen 2 formas:

  • La isquémica (25%): Múltiples exudados algodonosos, hemorragias retinianas llamativas. La agudeza visual es menor a 1/10. El pronóstico es muy malo, ya que en el 50% se desarrolla un glaucoma neovascular en los 3 meses siguientes a la oclusión. El tratamiento precoz es indispensable. Derivar al paciente para valoración y realización de fotocoagulación panretiniana, como prevención del glaucoma neovascular.
  • La no isquémica (75%): Cambios retinianos más moderados. La agudeza visual suele ser mayor de 1/10. Mejor pronóstico con la recuperación casi total de la agudeza visual previa en el 50% de los casos. No existe evidencia científica que la fotocoagulación con láser de argón sea eficaz. Remitir al paciente igualmente.

Debemos tener en cuenta que en ambas formas, la pérdida de visión es más lenta, no es dolorosa y en el fondo de ojo se observan hemorragias retinianas difusas y edema de papila si se trata del tronco venoso central.

Desprendimiento de retina

Suelen existir antecedentes de DM, traumatismo, miopía o intervención quirúrgica de cataratas. Estas 2 últimas son las causas más frecuente es la miopía y la intervención quirúrgica de cataratas.

La pérdida visual, que puede llegar a ser total, es indolora y no se presenta de forma tan brusca.

Tras unos pródromos con percepción de destellos luminosos (fotopsias) y moscas volantes (miodesopsias), aparece una sombra en el campo visual, como si se corriera una cortina, que va avanzando hasta producir una amaurosis total.

El diagnóstico se hace al examinar el fondo de ojo. Se observa un fondo de ojo negro y ausencia del fulgor pupilar. El paciente debe ser remitido al oftalmólogo con carácter urgente para tratamiento quirúrgico.

Hemorragia vítrea

Las causas más frecuentes de hemorragia vítrea son la traumática y la espontánea. Las causas más frecuentes de hemorragia vítrea espontánea son los desgarros retinianos y la neovascularización diabética.

  • El paciente refiere ver puntos , rayas, telón etc.
  • Si es extensa, es imposible enfocar el fondo de ojo, con pérdida del reflejo de fondo. En estos casos será precisa una ecografía para descartar un desprendimiento de retina o un tumor intraocular. Con la lámpara de hendidura debemos descartar neovasos en iris y medir la PIO.
  • Lo más importante es el tratamiento de la etiología por parte del oftalmólogo.

Neuritis óptica

Generalmente cursa con pérdida de visión unilateral (40% bilateral), dolor orbitario con los movimientos oculares, defecto pupilar aferente o pupila de Marcus Gunn, defecto altitudinal si es parcial o total, discromatopsia para el rojo-verde y con papila edematizada (a veces con hemorragias en llama peripapilares).

Si no se observan anomalías en el nervio óptico se llama neuritis retrobulbar. Cuando la afectación del nervio es de causa vascular, compresiva o desconocida, se le llama neuropatía óptica.

Su etiología es múltiple. La causa más frecuente es la idiopática, pero la que cursa con pérdida visual más brusca es la neuritis ópticaisquémica.

La neuritis óptica isquémica se presenta en personas ancianas, con un decalaje de un ojo al otro y se relaciona con HTA , DM, arteriosclerosis o arteritis temporal de células gigantes. Es importante diferenciarlas dos entidades, pues el tratamiento y pronóstico son muy diferentes, aunque lo más importante es derivar al paciente rápidamente.

Otras patologías:

Más raramente pueden producir pérdida aguda de visión:

  • Migraña: La pérdida de visión es transitoria, con fotopsias y se acompaña de síntomas generales y fondo de ojo normal.
  • Amaurosis fúgax: Pérdida visual unilateral transitoria no dolorosa con exploración general y oftalmológica normal.

Fuente :  fisterra.com

Referencias /Artículos cíentificos

Revista Panamericana de Salud Pública

Rev Panam Salud Publica vol.27 n.4 Washington Apr. 2010

Causas de la pérdida visual y sus factores de riesgo: resumen de la incidencia a partir de los Estudios de Oftalmología de Barbados

M. Cristina Leske; Suh-Yuh Wu; Barbara Nemesure; Anselm Hennis; Barbados Eye Studies Group

Fuente : scielosp.org

U.S. Preventive Services Task Force. Screening for glaucoma: recommendation statement. Ann Fam Med. 2005;3(2):171-172.

Spierer A. Presbyopia among normal individuals. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol. 2003;241(2):101-105.

Fuente :  nlm.nih.gov

 

 

Buscar páginas Pro Visu