Presbicia

Definición

La presbicia (conocida popularmente como vista cansada) es la consecuencia de una pérdida progresiva de la capacidad que tiene el ojo para enfocar y producir en la retina una imagen nítida de los objetos que están cerca (acomodación). Al aumentar la edad, va disminuyendo paulatinamente la amplitud de acomodación. Este proceso se produce desde la adolescencia, que es cuando mayor amplitud de acomodación tenemos. Cuando la amplitud de acomodación disminuye hasta ser solamente de 4 dioptrías, empezamos a notar dificultades para ver nítido a la distancia próxima. A este fenómeno le llamamos presbicia.

Fuente :  saludalia.com

     

La presbicia es una alteración de la visión debida a los cambios del poder de acomodación del ojo humano producidos por la edad, con lo que se ve dificultada la visión cercana. La presbicia es una evolución natural y no una enfermedad de los ojos.

Fuente :  tuotromedico.com

Síntoma 

Los signos y síntomas incluyen:

  • Dificultad para leer letras pequeñas
  • Tener que sostener lo que lee a una distancia mayor que el largo del brazo
  • Problemas para ver los objetos cercanos
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga visual

Si sufre alguno de estos síntomas quizá debe visitar a su oculista para que le haga un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Si usa anteojos o lentes de contacto y aún así tiene estos problemas, puede ser que le sea necesaria una nueva receta.

Fuente :  nei.nih.gov

Causa

La afección está asociada con el envejecimiento y empeora con el paso del tiempo. El poder de enfoque del ojo depende de la elasticidad del cristalino, la cual gradualmente se pierde a medida que las personas envejecen. El resultado es una disminución lenta de la capacidad del ojo para enfocar los objetos cercanos. Las personas generalmente se percatan de esta afección alrededor de 45 años, cuando se dan cuenta de que necesitan sostener los materiales de lectura a una mayor distancia para poder enfocarlos. La presbicia es una parte natural del proceso de envejecimiento y afecta a todas las personas.

Fuente :  nlm.nih.gov

Complicaciones

Si no se pone remedio a la presbicia por medio de las lentes de adición en el momento en que aparecen las primeras dificultades, y se siguen realizando tareas de cerca, se producirá un exceso de esfuerzo del músculo ciliar para conseguir ver nítido. Este exceso de esfuerzo puede provocar molestias inmediatas (como visión doble, dolor de cabeza, ojos ardorosos y pesados, picazón ocular, y somnolencia), y complicaciones en un futuro (como dificultades con la visión binocular y rechazo de las lentes de adición cuando por fin se decida su uso).

Fuente :  saludalia.com

Prevención

No existe una forma de prevención comprobada para la presbicia.

Fuente :  clinicadam.com

Diagnóstico

Se debe realizar examen general de los ojos, incluyendo las mediciones para determinar el tipo de gafas o lentes de contacto que se deben prescribir.

Entre los exámenes se encuentran:

  • Agudeza visual
  • Examen de refracción
  • Integridad muscular
  • Examen con lámpara de hendidura
  • Examen de retina

Fuente :  clinicadam.com

Tratamiento

Para la corrección de la presbicia se recomiendan lentes adecuadas a cada persona. Las gafas de lentes monofocales se recomiendan para realizar tareas de visión cercana durante mucho tiempo consecutivo. Las gafas con lentes bifocales permiten leer de cerca y ver de lejos sin corrección o con la que precisara antes por miopía o hipermetropía, estas se recomiendan cuando se precisa alternar entre visión cercana y lejana frecuentemente. Las gafas con lentes multifocales permiten la visión en ambas situaciones pero estéticamente no tienen el corte de las bifocales, permitiendo la visión corregida de cerca y de lejos. Todas las gafas correctoras precisan de un tiempo de adaptación, que en el caso de bifocales y multifocales suele ser más largo. Hay lentillas correctoras con todos estos sistemas, incluso con una corrección para un ojo para ver de cerca y otro de lejos. El mejor método es el aquel al que se acostumbre mejor cada persona, siendo una elección bastante individual.

Fuente :  tuotromedico.com

La presbicia se puede corregir con anteojos o lentes de contacto y, en algunos casos, basta con adicionar lentes bifocales a los ya existentes. La prescripción se debe cambiar gradualmente debido a que la capacidad para enfocar disminuye con el paso del tiempo. Alrededor de los 65 años, los ojos generalmente han perdido la mayor parte de la elasticidad necesaria para enfocar de cerca, pero todavía es posible leer con la ayuda de la prescripción apropiada. Aun así, es muy posible que la persona necesite sostener los materiales de lectura a una distancia mayor y que también necesite una letra más grande y más luz para poder leer. Las personas que no necesitan gafas para ver a distancia sólo requieren media gafa o gafas para leer. Con el uso de los lentes de contacto, algunas personas deciden corregir un ojo para visión cercana y el otro para visión lejana. Esto se llama "monovisión" y elimina la necesidad de los lentes bifocales o las gafas para leer, pero puede afectar la percepción de la profundidad. También están disponibles nuevos lentes de contacto que pueden corregir tanto la visión cercana como la lejana con un mismo lente. Existen nuevos procedimientos quirúrgicos que pueden también aportar soluciones para quienes no desean usar gafas ni lentes de contacto.

Fuente :  nlm.nih.gov

Imágenes

Con la presbicia, es difícil leer las letras pequeñas.

Pesto ingredients - blurred

Fuente : © User:Colin / Wikimedia Commons, via Wikimedia Commons

 

Buscar páginas Pro Visu