Queratitis Herpética

 

Queratitis Herpética

Definición

Infección epitelial y superficial de la córnea producida por el Herpesvirus, se caracteriza por la presencia de pequeñas vesículas que pueden romperse y coalescer para formar úlceras dendríticas (queratitis, DENDRITICA).

Fuente decs.bvs.br

Órgano

córnea

Síntoma

Si el cuadro es leve adopta una ulcera corneal de forma punteada superficial, pero en otros casos adopta formas dendríticas o geográficas y a medida que aumentan los brotes, aumenta la extensión, profundidad y gravedad de la úlcera. Igualmente hay dolor, fotofobia, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño y enrojecimiento.

Fuente doctorsusin.com

Causa

El herpes de tipo I es muy contagioso y se transmite habitualmente por contacto con la piel de alguien que tiene el virus. Casi todas las personas, un 90 por ciento de la población, están expuestas al herpes de tipo I, más comúnmente durante la infancia.

Después de una infección original, el virus permanece en estado latente, viviendo en las células nerviosas de la piel o los ojos. Una recurrencia puede ser activada de varias maneras, incluyendo:

  • Estrés;
  • Exposición al sol;
  • Fiebre;
  • Trauma en el cuerpo (como una lesión o cirugía);
  • Menstruación;
  • Ciertos medicamentos.

Una vez que el herpes simple está presente en el ojo, por lo general infecta a los párpados, la conjuntiva (la membrana delgada y transparente de mucosa que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo), y la córnea (la ventana transparente, en la parte anterior del ojo).

Fuente AAO

Complicaciones

Complicaciones
Las posibles complicaciones de la queratitis son las siguientes:

  • Inflamación crónica y cicatrización de la córnea
  • Infecciones virales crónicas o recurrentes de la córnea
  • Úlceras abiertas en la córnea (úlceras corneales)
  • Reducción temporal o permanente de la visión
  • Ceguera

Fuente Mayo Clinic

Prevención

La prevención es no tocar los ojos con las manos que puedan estar contaminadas por las secreciones que contengan el virus. No utilizar colirios, pañuelos y toallas de pacientes con queratitis que tengan esta enfermedad activa.

Fuente Barraquer 

Tratamiento

Es muy importante consultar a un oftalmólogo antes de iniciar cualquier tratamiento, debido a que algunos medicamentos o gotas para los ojos pueden en realidad empeorar la infección.

No existe una cura completa para el herpes. Una vez que el virus está en el cuerpo, no puede deshacerse de él. Sin embargo, si una queratitis herpética aparece, hay ciertas cosas que usted puede hacer para ayudar a prevenir brotes recurrentes:

  • Si usted tiene una úlcera labial o un fuego, evite tocarse los ojos;
  • Los esteroides pueden incrementar el virus de un herpes en el cuerpo. Usted no debe usar gotas oculares de esteroides a menos que también esté tomando un medicamento antiviral;
  • No use lentes de contacto si tiene infecciones;
  • Vea a un oftalmólogo inmediatamente si los síntomas de herpes ocular recurren.

Fuente AAO

Referencias /Artículos cíentificos

Ciclosporina tópica como alternativa eficaz en el tratamiento de las queratitis intersticiales herpéticas. 

Palomares P., Del-Amo V., Moratal B., Montero J., Hernández M., Cervera E.. 

Arch Soc Esp Oftalmol [revista en la Internet]. 2010 Feb [citado 2010 Ago 12] ; 85(2): 81-82. 

La infección por el virus del herpes simple (VHS) continúa siendo la causa más frecuente de ceguera corneal en los países desarrollados, donde se producen entre 20,7 y 31,5 episodios por cada 100.000 personas, al año1.

La enfermedad estromal por VHS puede presentarse en forma necrosante o no necrosante. Se cree que la queratitis estromal no necrosante, que es la que nos atañe, constituye un proceso inmune que se presenta como queratitis intersticial o queratitis disciforme. La inflamación crónica o recurrente puede conducir a la pérdida visual por neovascularización, depósito de lípidos, fibrosis y adelgazamiento corneal.

En la queratitis intersticial, la reacción inflamatoria está mediada por antígeno-anticuerpo. Se ha visto que los linfocitos CD4+ juegan un papel muy importante en la misma. Por otro lado, la interleuquina-2 (IL-2) y el interferón gamma (IFN-g) aparecen también aumentados en la fase aguda de la enfermedad. Todos estos mediadores activan una serie de células efectoras que destruyen el estroma2,3.

Tradicionalmente, se ha venido tratando con corticoides tópicos, pero la necesidad de tratamiento a muy largo plazo puede terminar produciendo complicaciones oculares graves.

La ciclosporina A es un inmunosupresor producido por un hongo (Tolypocladium inflatum) que interfiere selectivamente sobre las células inflamatorias sin producir efectos citotóxicos generalizados. inhibiendo la ciclofilina, la ciclosporina A bloquea la transcripción y la producción de IL-2 por las células CD4+.

La ciclosporina A tópica se ha utilizado clínicamente en el tratamiento de diversas patologías de la superficie ocular de origen inflamatorio, como el síndrome de ojo seco, la queratoconjuntivitis vernal y las queratoconjuntivitis atópicas, con buenos resultados4. Por ello, iniciamos el tratamiento con este inmunosupresor tópico en nuestro centro, en una serie de cinco casos con queratitis intersticial de origen herpético5,6.

Presentamos una serie de cinco pacientes diagnosticados de queratitis intersticial de origen herpético, seguidos en nuestro servicio. Todos ellos en tratamiento con corticoides tópicos, corticodependientes, y con hipertensión ocular secundaria al tratamiento corticoesteroideo prolongado. Se decidió iniciar tratamiento con ciclosporina tópica al 1% cada ocho horas previa firma de un consentimiento informado específico, y fuimos disminuyendo de forma paulatina los corticoides tópicos, retirándolos por completo en un plazo de dos semanas. Tras la retirada del tratamiento esteroideo, todos los pacientes prescindieron del tratamiento hipotensor ocular. Todos ellos experimentaron mejoría subjetiva, y en los cinco se objetivó mediante lámpara de hendidura una disminución de la hiperemia conjuntival, disminución del edema corneal y aumento de la agudeza visual, llegando a 20/20 en cuatro de los cinco pacientes. Esta mejoría pudo observarse a partir de las dos semanas desde el inicio del tratamiento con ciclosporina tópica.

Tras dos meses de seguimiento, no se ha observado ningún efecto adverso local ni sistémico y la calidad de vida de los pacientes ha aumentado de forma considerable.

Por esta razón proponemos la ciclosporina tópica al 1% como alternativa de tratamiento en aquellos pacientes con queratitis intersticial herpética de repetición, que desarrollan generalmente una corticodependencia.

No obstante, se precisan nuevos estudios con mayor número de pacientes que confirmen la eficacia e inocuidad de este tratamiento.

Fuente scielo.isciii.es

 

Buscar páginas Pro Visu