Queratoconjuntivitis Seca

 

Queratoconjuntivitis Seca/Síndrome del Ojo Seco

Definición

El síndrome del ojo seco o queratoconjuntivitis crónica es una enfermedad caracterizada por la secreción insuficiente de lágrimas y/o por una evaporación excesiva de las mismas.

Fuente : www.iqb.es

Síntoma

Los síntomas del ojo seco se reconocen con bastante facilidad y, a menudo, resultan imposibles de ignorar. Los problemas de ojo seco implican una sensación casi constante de tener algún objeto en el ojo, o bien, una sensación de ardor y quemazón. Es posible que le resulte difícil utilizar lentes de contacto durante un período prolongado; además, es posible que vea borroso. Tal vez experimente mucosidad fibrosa en o alrededor de los ojos, y es probable que sufra de una sensibilidad excesiva a la luz.

Fuentewww.docshop.com

Causa

Existe una amplia variedad de causas del síndrome del ojo seco. Las causas del ojo seco más frecuentes son los factores ambientales como, por ejemplo, el aire extremadamente caliente o frío, la altura elevada, el tabaquismo o la exposición al humo del aire. Los problemas de ojo seco causados por estos factores que generan irritación suelen resolverse evitando la exposición a agentes irritantes suspendidos en el aire o utilizando gotas oculares para limpiar los ojos.

Muchas de las causas tienden a generar resultados más pronunciados a medida que las personas envejecen. Como consecuencia, los adultos de más de 40 años son más propensos a padecer los problemas de ojo seco. La disminución en la producción de lágrimas, también conocida como queratoconjuntivitis, es una causa frecuente de ojo seco que se relaciona con la edad. Esto suele ser más habitual en las mujeres que experimentan cambios hormonales como resultado de la menopausia.

Otra de las causas comunes del ojo seco es la calidad deficiente de las lágrimas. Los ojos están constantemente recubiertos por una fina capa de lágrimas que, a su vez, está compuesta por tres capas. Un cambio en la consistencia de cualquiera de estas tres capas puede ocasionar el síndrome del ojo seco. Una cantidad insuficiente de sustancia aceitosa en las lágrimas hará que la capa acuosa media se evapore demasiado rápido. Una cantidad insuficiente de agua no permitirá que las lágrimas cumplan con su función. Una cantidad insuficiente de sustancia mucosa evitará que las lágrimas se dispersen uniformemente por el ojo. Los problemas de ojo seco pueden surgir de una cantidad de factores que contribuyen a una anomalía en esta composición.

Los problemas o las enfermedades de los párpados como, por ejemplo, la blefaritis también pueden causar problemas de ojo seco, si bien la sequedad suele resolverse cuando se soluciona el problema. Ciertos medicamentos como, por ejemplo, las píldoras anticonceptivas, los antihistamínicos y las pastillas para dormir pueden ocasionar el síndrome del ojo seco; además, utilizar lentes de contacto puede exacerbar el problema.

Después de la cirugía con LASIK, es común que los pacientes padezcan los síntomas del ojo seco durante un breve lapso. Para la amplia mayoría de los pacientes, los problemas de ojo seco después del procedimiento LASIK no son lo suficientemente graves como para perturbar el desarrollo de sus actividades diarias y, en muchos casos, los problemas desaparecen poco después de la cirugía. Incluso la mayoría de los pacientes que sufren un síndrome más grave suelen notar que los síntomas ceden en el período normal de cicatrización de seis meses. Sin embargo, para una desafortunada minoría de pacientes, el ojo seco puede ser un problema persistente después de la cirugía con LASIK.

Fuentewww.docshop.com

Complicaciones

En casos graves, la cubierta transparente del ojo (córnea) puede resultar dañada o infectada.

Fuentewww.nlm.nih.gov

Prevención

Manténgase alejado de los ambientes secos y de los elementos que irriten los ojos para ayudar a prevenir los síntomas.

Fuentewww.nlm.nih.gov

Diagnóstico

En la película lagrimal se pueden observar anomalías como secreciones mucosas que se tiñen con el rojo de Bengala y que tienden a moverse con cada parpadeo, filamentos corneales que son pequeñas formaciones en forma de coma y erosiones epiteliales puntiformes que afectan a la córnea inferior.

El menisco lateral marginal, cóncavo y que representa una medida del volumen acuoso de la película lagrimal y que en sujetos normales tiene una altura entre 1 y 0.5 mm, está ausente o tiene forma convexa.

Prueba de Schirmer: se trata de una prueba muy sencilla que consiste en colgar del párpado inferior una tira de papel de filtro y medir como progresa la humedad por capilaridad. La prueba puede hacerse con o sin anestesia local: en el primer caso la anestesia reduce la secreción refleja, mientras si no se utiliza anestesia, la irritación producida por la tira de papel puede aumentarla.

Prueba del rojo de fenol: es muy similar al anterior, pero en este caso se utiliza una hebra de hilo impregnada de rojo de fenol que se cuelga del párpado inferior. El hilo de algodón es menos irritante que el papel de filtro y el progreso de la humedad puede visualizarse al teñirse de rojo. Esta prueba no requiere anestesia.

Prueba del rosa de Bengala: el rosa de bengala es un colorante que tiñe de rojo las células epiteliales muertas y el moco, por lo que en la queratoconjuntivitis seca muestra un patrón característico. Además también se tiñen los filamentos y las placas corneales. Tiene el inconveniente de que el rosa de Bengala es irritante, pudiendo inducir falsos positivos.

Tiempo de rotura de la película lagrimal: el tiempo de rotura de la película lagrimal representa un índice de la estabilidad de la película precorneal. El test consiste en instilar fluoresceína en el fondo de saco, pedir al paciente que parpadee varias veces y se detenga, y examinar con una lámpara con filtro azul cobalto el tiempo necesario para que aparezcan manchas negras que indican zonas secas.

Lagrimascopio: es un instrumento que utiliza los principios de la interferometría para visualizar la superficie lipídica de las lágrimas. Las imágenes son capturadas en vídeo para su análisis posterior. Este instrumento dispone también de varios accesorios que permiten la determinación del tiempo de rotura de lágrima, la medida del flujo lagrimal y la velocidad de evaporación.

Fuentewww.iqb.es

Tratamiento

El tratamiento del síndrome del ojo seco depende en gran medida de la gravedad del caso y de las causas subyacentes. Las gotas oculares pueden aliviar los síntomas en muchos casos leves. Sin embargo, si los síntomas persisten, es posible que se requiera un tratamiento más intensivo.

Para casos más graves de ojo seco, las opciones de tratamiento incluyen varios medicamentos diseñados para disminuir la inflamación y estimular la producción de lágrimas. Es posible que se utilicen procedimientos quirúrgicos para bloquear parcial o totalmente los conductos que permiten que se segreguen lágrimas.

Según el origen de su problema de ojo seco, es posible que otros tratamientos también sean efectivos.

Fuentewww.docshop.com

 

Buscar páginas Pro Visu